domingo, 4 de octubre de 2009

calígine



Ayer olvidé hundirme en el vaho, hundirme cual pincel en el vapor adherido al cristal de la ventana, dejando mis huellas dactilares impresas, formando una firma punzante con los dedos, compleja, complacida y complaciente.
La dejo como prueba de lo antojadiza que soy y que seré.
Después la imagen es atrapada en el lente de tu cámara y el flash la difumina, la excita, la hace existir, vivir para morir en tus retinas, en las mías, no sé, nonsense, mediatrices, alfas, tetas, betas, que se jodan todas--

Es mejor delirar, extraviarse en cada detalle del pasado, recordar(te, me, nos), recordar no es volver a vivir, es retar al tiempo, dejarte llevar por un momento y olvidar todo, para después sumirte en un roce inexistente por cinco minutos.

2 comentarios:

B o r d e r l i n e dijo...

que lindo lindo lindo, hermoso. vos sos una escritora con un gran futuro , te lo aseguro!

saludos hermosa

Fractured Hand dijo...

¡Hola!Soy la antigua: http://jungladehormigon.blogspot.com/, pero por diversos motivos he cambiado de blog, y te tenía como seguidor en el primero; y para no perderte, me gustaría que me siguieras en éste nuevo: http://coherenciaigualacero.blogspot.com/

¡De veras muchísimas gracias!Ya que me está costando un trabajo horrible recopilar todo a mi nuevo blog.
¡Nos leemos!