domingo, 1 de febrero de 2009

M


El cielo gritaba y yo corría asustada.
Y las calles oscurecían con cada paso frenético.
Mujer noche, te volveré a infectar,

Oh, claro que navego, claro que sí,
Porque eres la clorofila en mis venas,
El brillo en mis ojos,
el vapor en mi café,
las líneas en mis manos,
las huellas en mis dedos
el virus en mi computadora…


Malva…

1 comentario:

Lulù dijo...

osea mas q obvio q lo extrañas
xq no se lo dics directamente?